Ropa de Trabajo


La ropa de trabajo no sólo un aspecto formal que deben tener en cuenta todas las empresas. Y es que en algunos sectores de actividad, es imprescindible para que realizar el trabajo con seguridad. Pensemos en el calzado que se utiliza en la construcción y que está reforzado en la punta para evitar que se sufran daños si cae en el pie algún material pesado con los que se utilizan en esa profesión.

Este elemento es tan importante que se ha comprobado que, cuando se utiliza la ropa laboral adecuada, el número de accidentes laborales disminuye. En GlobalTech conocemos estamos especializados en proveer a las empresas de ropa de trabajo que cumpla sus necesidades específicas. Tras décadas de experiencia, somos capaces de entender las características especiales de cada sector. Por eso, antes de llevar a cabo un proyecto, siempre estudiamos cada caso, para que todos nuestros clientes reciban el producto que necesitan.

Y gracias a esta experiencia, podemos resumir en tres puntos las características que debe la ropa de trabajo, de forma general, para cumplir su función y ser efectivas.

La ropa de trabajo debe ser cómoda

En primer lugar, parece lógico decir que la ropa de trabajo debe ser permitir que quien la lleva pueda realizar su trabajo. A esto nos referimos cuando decimos que debe ser cómodo. Es cierto que existe equipamiento laboral que, precisamente para garantizar la seguridad del trabajador, es aparatoso.

Sin embargo, cuando se lleva a cabo el diseño y la producción, hay que tener en cuenta que deben favorecer la libertad de movimientos y la ergonomía. Es decir, han de ser cómodas y funcionales. Cuando un trabajador lleva una ropa de trabajo que no le permite llevar a cabo su actividad y le resulta incómoda, estaremos perjudicando la productividad de nuestra empresa.

Ropa de trabajo

La ropa de trabajo debe proteger

Aunque la ropa de trabajo de nuestra empresa refleje nuestra imagen corporativa, esto nunca debe primar sobre otros objetivos mucho más importantes. Además, la ley obliga a las empresas a asegurar la protección de sus trabajadores. Y esta protección empieza por la ropa de trabajo.

Para lograr que así sea, en GlobalTech realizamos un estudio para identificar los riesgos a los que los trabajadores están expuestos en la labor que desempeñan. Sólo así podemos crear una ropa de trabajo que los proteja correctamente. Por eso, ningún uniforme es igual a otro.

La ropa de trabajo debe favorecer la limpieza

En algunos sectores como los de la hostelería, es muy posible que la ropa de trabajo se manche con mucha frecuencia. Por eso es importante elegir colores oscuros que eviten que las manchas se vean aún más. Pero no es sólo el aspecto de la pulcritud lo que debe primar. Y es la higiene. Los cocineros, por ejemplo, manipulan alimentos, porque la seguridad en estos casos reside en asegurar que los platos que preparan no estén contaminados. Por ello, se deben elegir materiales que no favorezcan la proliferación de bacterias.

El sector sanitario es otro de los que debe vigilar que se cumpla con la máxima higiene y limpieza. Sus uniformes pueden llegar a ser incluso desechables. Y es que ellos especialmente deben asegurarse de que no existen agentes patógenos perjudiciales para la salud de sus pacientes.