Distribución de EPIS


Siempre de la mano de nuestros principales partners, ofrecemos distribución de EPIS dando alternativas para mejorar las prestaciones finales, además de la presentación de todas las novedades que vayan surgiendo.

Los EPIs o Equipos de Protección Individual son todos los elementos o dispositivos de seguridad que un trabajador necesita para evitar los riesgos que puedan amenazar su salud y su seguridad. Son elementos esenciales para controlar los riesgos de los trabajadores dentro de las empresas y, por tanto, deben estar diseñados y elaborados con materiales de calidad que les aporten la fiabilidad necesaria.

Se clasifican en tres modelos:

  1. Riesgos menores; Guantes, gafas y cascos básicos de protección.
  2. Riesgos intermedios; Equipos de protección total o parcial del rostro y equipos de protección específica de las extremidades.
  3. Riesgos graves; Contempla los riesgos mortales, por lo que incluye los equipos que previenen la caída de altura como arneses, cuerdas, poleas, mosquetones y la protección respiratoria contra gases o aerosoles sólidos y líquidos.

En GlobalTech somos conscientes de la importancia de los equipos de protección laboral, y por eso ponemos toda nuestra profesionalidad e innovación para crear estos equipos individuales de manera personalizada para cada cliente. Además, ofrecemos la posibilidad de distribuirlos a nivel internacional, siempre respetando las normativas legales establecidas.

Calzado de protección laboral

Cascos de protección para todos los sectores. Demandados por múltiples sectores, pero en especial en el de la construcción y la industria. En una obra es habitual la exposición a riesgos de golpes en la cabeza o caídas de objetos. Estos EPIs deben proteger contra golpes y choques en el cráneo. Es fundamental que un casco, tras sufrir un impacto, se sustituya para garantizar su función protectora aunque a simple vista no se perciban desperfectos. El casco ha de tener un armazón exterior fuerte y resistente, un arnés y una banda de cabeza ajustable. Obviamente, la resistencia ha de estar ligada a la ligereza para facilitar su uso durante horas de trabajo diario. El uso del casco ha de ser individual para garantizar el correcto ajuste que garantice su estabilidad. Los cascos también están pensados para desviar la caída de objetos, por lo que deben tener una forma lisa y redondeada que permitan la desviación de los mismos.

 

Calzado de protección, uno de los equipamientos más demandados por nuestros clientes. Suministramos botas, zapatos y zuecos de trabajo. La protección de los pies favorece la seguridad de los trabajadores, pero también debe tener en cuenta la comodidad y la ergonomía de cada usuario. La elección del calzado de seguridad laboral varía según el entorno y el trabajo que se vaya a realizar.

Un zapato de seguridad laboral en el sector de la construcción y en otros trabajos expuestos a riesgos similares, incluye el refuerzo de la puntera en acero u otro tipo de protección que resista la compresión directa. En el caso del sector sanitario las exigencias son otras, por lo que las cubiertas desechables tienen un uso diario.

Hay que tener en cuenta una serie de parámetros básicos como las propiedades antideslizantes de la suela, la rigidez que proporcione estabilidad sin que ello conlleve molestias y permita, al mismo tiempo, cierta flexibilidad para el desarrollo de las funciones del trabajador. Los refuerzos no deben repercutir de forma extrema en el peso del zapato, por lo que se tenderá a buscar un equipo seguro pero lo más ligero posible. Y, lo más importante, debe ajustarse en tamaño a las necesidades del trabajador para garantizar una adaptabilidad óptima.